¡Empezando nuestro blog!

¡¡¡Hola!!!

Somos Samuel y Laura, una pareja de Madrid cuya vida cambió al conocer el diagnóstico de Enfermedad Celíaca de Laura hace dos años. Por eso hoy escribo yo, Laura, para que conozcáis un poco la historia de mi diagnóstico y, en definitiva, lo que nos llevó a empezar este blog.

14064187_322572751467151_8182241793450798395_n.jpg

Mi diagnóstico tuvo lugar a mis 24 años tras un largo periodo de malestar, visitas contínuas a Urgencias e incomprensión. Aquel día, cuando la especialista en medicina digestiva me sentó y me dijo: – Parece ser que eres celíaca. Yo contesté – ¿Celíaca? Entonces… ¿No puedo comer gluten? – No. Me dijo. En mi insistencia por entender qué narices estaba pasando allí y mi perplejidad ante el asunto, pregunté: – ¿Nada de gluten? – Nada de gluten. Insistí entonces en el hecho de que jamás había vinculado mi malestar a la ingesta de gluten e intenté preguntar “por qués”. Sin embargo, las explicaciones fueron bastante parcas y la duración de la consulta fue de poco más que los cinco minutos que duró esta conversación sin sentido y el otro par de ellos que se demoró en remitirme a algunas asociaciones.

Tras salir un poco del asombro y poner los pies en la tierra, pensé: -¡Bah! Esto será sencillo. La pasta, el pan… poco más. ¡Con la de cosas sin gluten que hay ahora por ahí! (Y lo típico que todo el mundo nos dice… ahí viene…) ¡Mira Mercadona, por ejemplo!

Digamos que no tenía ni la más remota idea de en qué consistía mi enfermedad y de hasta qué punto nuestra vida iba a cambiar, tanto para bien como para mal. La parte buena de todo esto es que, poco a poco, el dolor, el malestar constante fue remitiendo, aunque tuve que hacer cambios considerables en mi dieta para llegar a tener el nivel de bienestar que tengo ahora. Pero fue muy complicado, sobretodo al principio, entender que en esta enfermedad no valen los “Un poquito no pasa nada.”, los “Bueeeno, por un día es igual.” porque todo eso pasa factura irremediablemente, independientemente de los síntomas superficiales.

15965424_424392024618556_3377010845765411825_n.jpg

En este tortuoso principio que supone el saber que uno es celíaco, los blogs son una gran ayuda en la difícil tarea que es encontrar un sitio donde puedas comer sin miedo, encontrar productos que además de ser aptos, sean sanos y de calidad, y lo más importante de todo: llevar una vida diaria y de ocio como la de todos los demás (pero sin gluten, ¡claro!)

Al final, la búsqueda de todas estas cosas se convirtió para nosotros en algo divertido que queremos compartir en este blog a fin de hacer un poco más fácil el camino de la gente que, como yo, ha tenido que enfrentar este cambio en su estilo de vida o acompañar a su pareja, hijos o amigos en esta aventura que es encontrar algo apto y bueno alrededor.

Esperamos seguir viendoos por aquí en las sucesivas entradas que iremos publicando a partir de esta introducción, recibir y contestar a vuestros comentarios y sobretodo que leernos os sea útil y divertido.

¡Muchísimas gracias y hasta pronto!

Anuncios

7 comentarios en “¡Empezando nuestro blog!”

  1. No solo es sin gluten, generalmente sufrimos otras cosas a la larga cuando no se diagnostica a tiempo, por ejemplo tengo muchas intolerancias no solo a alimentos sino a químicos que usan para incluso los alimentos sin gluten, entonces, comer es una tarea de mucho cuidado y lectura de etiquetas…

    Me gusta

  2. ¡Hola! Que sorpresa encontrar otra pareja con la misma situación. A mi tambien me diagnosticaron la celiaquía de la misma manera y hace un año. Al principio es un martirio pero después cuando ves lo bién que te sientes sin comer gluten todo es más fácil de llevar. Y bueno, supongo que al ser “nuevas” en esto todo es una novedad y que mejor que tomarselo con humor y como un nuevo reto el encontrar un lugar para comer sin gluten…. y es que creo que nosotras seremos las más “críticas” ya que hemos probado todo con gluten y nuestro sabor ideal será el que más se parezca a lo que ya habíamos probado…. Un saludo!

    Me gusta

    1. ¡Hola! Pues sí, tienes razón. Yo todo al final lo acabo comparando con lo que ya había probado antes, aunque yo creo que ya se me han ido olvidando un poco los sabores de antes. 😀 Tomárselo así es lo mejor, es mejor pensar en lo bien que vamos a estar y recuperarnos. ¡Un saludo y gracias por tu comentario! Nos vamos leyendo. 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s