Mi experiencia en Burger King.

¡Hola!

Si nos seguís en Instagram, habréis podido ver que hoy finalmente y después de bastante tiempo, me he lanzado a probar la nueva oferta de Burger King para celíacos.

Esta tarde acababa de salir de trabajar e iba con bastantes prisas para comer, y, como tengo un Burger King justo al ladito del trabajo, pensé que sería una buena excusa para hacer la cata de turno. ¡Qué fuerte! ¡Llevaba mil años sin entrar en un Burger! ¿Sabéis ese olor característico y esa hambre que da? No me podía creer que fuera a probar esa hamburguesa de nuevo.

IMG_20170712_153923.jpg

He leído por ahí que muchos habéis tenido una experiencia poco o nada satisfactoria con vuestros menús sin gluten. En mi caso, tengo que decir que desde el principio el personal entendió perfectamente lo que pedía, lo que podía comer y lo que no y no observé ningún error de ejecución a la hora de preparar mi menú.

La hamburguesa sabía justamente a lo que se espera de una hamburguesa de Burger. Me pareció bastante rica y que el pan estaba muy logrado. Quizá tiene una pega: Demasiado escasa para apetitos voraces. Por el momento, no podemos disfrutar de nuestro menú con patatas, pero una ensaladita está muy bien y seguro que con el tiempo Burger King irá ampliando y adaptando más su oferta. Señores del Burger: ¡TRAEDNOS EL WHOPPER, QUE LO ESPERAMOS COMO AGUA DE MAYO!

IMG_20170712_154144.jpg

Resumen y dos puntos principales: Me gustó y me sentó bien. Les doy mi OK y mi “I’ll be back”.

En definitiva, aunque la oferta es aun un poquito escasa, pienso que está bastante bien que por fin podamos comer en una cadena como Burger King, pienso que lo que ofrecen (aun pudiendo parecer escaso) está bastante bien y que hay que dar tiempo porque seguro que nos sorprenden a la larga con más cositas buenas.

Y como último mensaje para los señores del Burger, me gustaría decir que al igual que en mi caso mi pedido fue correcto, vigilen por favor en todos sus establecimientos el tema de la contaminación cruzada y que el personal tenga claro lo que los celíacos podemos y no podemos comer a fin de que todos sigamos yendo a Burger King y salgamos con una sonrisa en la cara como cuando íbamos con nuestros amigos allá por los noventa y tantos.

¡Gracias por leernos y hasta la próxima!