Sana Locura: El mejor desayuno sin gluten de Madrid.

¡Hola!

Sana Locura es ese sitio en el que nos encanta desayunar los días que libramos. Y no porque nos pille cerca de casa, sino porque cada cosa que tienen es digna de probar y de repetir una y mil veces. De hecho, siempre que vamos a desayunar acabamos saliendo con bolsas repletas de su deliciosa empanada, pizza (con especial mención a la de atún y aceitunas) o algún que otro pastel.

IMG_20170310_121358.jpg

Esta última vez que fuimos a desayunar, pedimos, por supuesto, donuts de chocolate (mi favorito de todos los donuts de chocolate que he probado en mis casi 27 años de existencia, os lo prometo, sin exagerar) y el delicioso croissant como siempre, con un zumito de naranja natural recién exprimido y un café con leche. Despertar así es un lujo, ¿eh?

IMG_20170310_122454.jpg

De nuevo, por supuesto, salimos con algo que probar. Esta vez nos llevamos un par de tartaletas de limón con frambuesa y algunas quiches de jamón y queso, champiñón y bacon, y queso de cabra.

IMG_20170311_103609.jpg

¡Y sin duda, lo que no puede fallar es el pan! También nos hicimos con esta barrita que no tardó en acabarse a base de huevos fritos y bocadillos. ¡Buenísima! Todos sus panes están requetebuenos, pero para nosotros, se lleva la medalla su famoso beauty bread con semillas.

IMG_20170310_152047.jpgIMG_20170310_124552.jpg

En definitiva, es un privilegio poder desayunar o merendar en este rinconcito del Barrio Salamanca de Madrid donde cada cosa que ofrecen es pura perfección. Probadlo y contadnos qué tal habéis desayunado. ¡Pidáis lo que pidáis no os decepcionará!

IMG_20170310_121624.jpg

IMG_20170310_121631.jpg

IMG_20170310_124558.jpg

cof

Dirección: Calle del Gral Oraá, 49, 28006 Madrid
Horario:

jueves 7:30–15:00, 17:00–20:00
viernes 7:30–15:00, 17:00–20:00
sábado 9:00–15:00, 17:00–20:00
domingo

(Día del Padre)
9:00–15:00

El horario podría cambiar
lunes Cerrado
martes 7:30–15:00, 17:00–20:00
miércoles 7:30–15:00, 17:00–20:00

Anuncios

Sándwich de desayuno inglés.

¡Hola!

Sabemos que esta entrada está un poco espaciada de la anterior, pero estos días han estado muuuy cargados de trabajo y miles de obligaciones que nos han impedido escribir antes. ¡Perdonad! Os prometemos que volveremos a escribir muy prontito de nuevo después de la entrada de hoy.

Antes que nada, muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios y likes en nuestra anterior entrada. Vemos que os ha gustado mucho la receta de los dorayakis y publicaremos más recetas de ahora en adelante. Además, no olvidéis de que este mes también participaremos en Juego de Blogueros y que el último día de este mes tendréis una nueva receta con un nuevo ingrediente principal en común con todos nuestros compañeros. ¡No os lo perdáis!

Y sin más rollos: Hoy nuestra entrada va de este milagro de la naturaleza a la par que guarrada increíble pero deliciosa: el sándwich de desayuno inglés. He de confesar que no somos mucho de desayunar. El café bebido y poco más es lo que nos entra a primera hora de la mañana, pero, personalmente, si me plantan delante un desayuno inglés soy incapaz de resistirme. La idea de este sándwich surgió de un momento cualquiera en el que, mirando en la nevera, me di cuenta de que tenía todos los ingredientes para hacer uno de estos desayunos. Y como nos encantan los sándwiches, se me ocurrió la idea de meter todo esto entre dos panes y crear un super monumento al desayuno.

En fin.

Los ingredientes que hemos utilizado para esto son:

  • Pan de molde sin gluten. Yo he utilizado el blanco de Schär.
  • Mantequilla.
  • Una salchicha tipo Nuremberg. Son pequeñitas y blancas. Estas las he comprado en Lidl.
  • Un par de rodajas de tomate raf.
  • Un huevo.
  • Queso rallado.
  • Bacon. El que más me gusta es este de la marca Campofrío porque las lonchas son muy finitas y queda super crujiente.
  • Sal y pimienta.
  • Mayonesa.

IMG_20170306_224115.jpg

La elaboración es muy simple. Para empezar, se unta un lado de las tapas del sándwich con mantequilla y se hacen a la sartén hasta que queden doraditas.

Luego, se corta la salchicha por la mitad a lo largo y se hace a la sartén. También las dos rodajas de tomate vuelta y vuelta (cuidado, que se quema fácil).

Se fríe el bacon (sin aceite) hasta que esté muy crujiente y doradito.

Se bate el huevo con un poco de sal y una pizca de pimienta y se echa bastante queso rallado. Luego se hace un revuelto en la sartén dejando el huevo cuajado y el queso fundido al gusto.

Se pone empezando desde abajo en este orden: bacon, tomate, huevo revuelto, salchicha y la mayonesa.

IMG_20170306_230148.jpg

cof

¡Y ya está! Con una cosa tan simple se prepara un desayuno, merienda o lo que se nos antoje super rico y tremendamente energético a la par que calórico (¡Ojo!). ¡Esperamos que os guste!

¡Hasta la próxima!