Sándwich de desayuno inglés.

¡Hola!

Sabemos que esta entrada está un poco espaciada de la anterior, pero estos días han estado muuuy cargados de trabajo y miles de obligaciones que nos han impedido escribir antes. ¡Perdonad! Os prometemos que volveremos a escribir muy prontito de nuevo después de la entrada de hoy.

Antes que nada, muchísimas gracias a todos por vuestros comentarios y likes en nuestra anterior entrada. Vemos que os ha gustado mucho la receta de los dorayakis y publicaremos más recetas de ahora en adelante. Además, no olvidéis de que este mes también participaremos en Juego de Blogueros y que el último día de este mes tendréis una nueva receta con un nuevo ingrediente principal en común con todos nuestros compañeros. ¡No os lo perdáis!

Y sin más rollos: Hoy nuestra entrada va de este milagro de la naturaleza a la par que guarrada increíble pero deliciosa: el sándwich de desayuno inglés. He de confesar que no somos mucho de desayunar. El café bebido y poco más es lo que nos entra a primera hora de la mañana, pero, personalmente, si me plantan delante un desayuno inglés soy incapaz de resistirme. La idea de este sándwich surgió de un momento cualquiera en el que, mirando en la nevera, me di cuenta de que tenía todos los ingredientes para hacer uno de estos desayunos. Y como nos encantan los sándwiches, se me ocurrió la idea de meter todo esto entre dos panes y crear un super monumento al desayuno.

En fin.

Los ingredientes que hemos utilizado para esto son:

  • Pan de molde sin gluten. Yo he utilizado el blanco de Schär.
  • Mantequilla.
  • Una salchicha tipo Nuremberg. Son pequeñitas y blancas. Estas las he comprado en Lidl.
  • Un par de rodajas de tomate raf.
  • Un huevo.
  • Queso rallado.
  • Bacon. El que más me gusta es este de la marca Campofrío porque las lonchas son muy finitas y queda super crujiente.
  • Sal y pimienta.
  • Mayonesa.

IMG_20170306_224115.jpg

La elaboración es muy simple. Para empezar, se unta un lado de las tapas del sándwich con mantequilla y se hacen a la sartén hasta que queden doraditas.

Luego, se corta la salchicha por la mitad a lo largo y se hace a la sartén. También las dos rodajas de tomate vuelta y vuelta (cuidado, que se quema fácil).

Se fríe el bacon (sin aceite) hasta que esté muy crujiente y doradito.

Se bate el huevo con un poco de sal y una pizca de pimienta y se echa bastante queso rallado. Luego se hace un revuelto en la sartén dejando el huevo cuajado y el queso fundido al gusto.

Se pone empezando desde abajo en este orden: bacon, tomate, huevo revuelto, salchicha y la mayonesa.

IMG_20170306_230148.jpg

cof

¡Y ya está! Con una cosa tan simple se prepara un desayuno, merienda o lo que se nos antoje super rico y tremendamente energético a la par que calórico (¡Ojo!). ¡Esperamos que os guste!

¡Hasta la próxima!

Tommy Mel’s: Deliciosas hamburguesas.

Hacía tiempo que no salíamos a comer y, aprovechando que teníamos por ahí un descuentillo pendiente, nos hemos pasado por uno de los sitios cuya oferta sin gluten más nos gusta: Tommy Mel’s. Para los que no lo conozcáis, Tommy Mel’s es un restaurante tipo americano ambientado en los años 50 que ofrece principalmente hamburguesas, sándwiches y batidos, entre otras cosas.

cofcof

Cuando aun no sabía que era celíaca, ya era cliente habitual de este local, pero ahora que he descubierto su gran oferta sin gluten, me he vuelto mucho más fan si cabe. De primeras, la ambientación ya es, para mi gusto, una pasada. Y he de confesar que cada vez que entro por la puerta y oigo la musiquilla, me traslado inmediatamente a la famosa escena de “Pulp Fiction” y me muero de ganas por sentarme a comer.

La oferta sin gluten es variada y creemos que extensa comparada con otros restaurantes de este tipo que también disponen de ella. De primeras, ofrecen un menú diario que está bastante aceptable. Nosotros en esta ocasión hemos comido de carta, ya que teníamos un descuento y queríamos pedir bastantes cosas (arrasamos en los restaurantes por sistema, ya nos iréis conociendo).

cofcofcof

cof

cofComo veis la carta que tienen está bastante bien y de precio a la par con el resto de platos no aptos. A decir verdad, eché de menos poder probar unas “Ribs” (No me voy a quejar, pero, señores del Tommy Mel’s: ¡Podríais poner Ribs sin gluten!).

Tras pensar un rato en qué pedir entre toda esta deliciosidad, al final nos decidimos por unos “Super nachos” para compartir. Siempre que vamos los pedimos, porque es algo que podemos comer los dos y están impresionantes. Además, nos encanta cuando son generosos con el queso como hoy.

cof

Y de segundo, hoy finalmente me decidí por la “Juicy Burger”, porque hacía ya días que me apetecía hamburguesa. Y sencillamente está bien buena y no tiene demasiado que envidiar a la hamburguesa con gluten de toda la vida. Tengo que recalcar, que, como soy una bestia devoradora de mayonesa, me cuesta comerme una hamburguesa o unas patatas sin regarlas previamente con ella. Tommy Mel’s trabaja con la marca Heinz y la camarera nos informó de que hace unos días, Heinz les mandó un mensaje diciendo que la mostaza y la mayonesa no serían sin gluten a partir de ahora, así que ¡Mi gozo en un pozo! En la mesa había mostaza. Así que leímos la etiqueta y, efectivamente, contiene cebada. En cuanto a la mayonesa, nos hemos puesto en contacto con Heinz para daros una respuesta en condiciones y os diremos próximamente qué es lo que nos cuentan.

img_20170131_152040_mr1485902663360cof

cof

Aun con todo, el “Master BBQ Sandwich” sigue siendo mi estrella sin gluten de la carta. ¡Lo tenéis que probar!

cof

Finalmente,nos trajeron la carta de postres y ¡Sorpresa! ¡Tenían cheesecake sin gluten y nunca me había fijado en ella! Así que esto fue lo que pedimos para terminar de coronar este delicioso atracón.

cofcof

Apetecible, ¿Eh?

Como muchos de vosotros ya sabréis, Tommy Mel’s es una cadena y tiene restaurantes por todo Madrid. Nosotros hemos ido al de Gran Vía y podemos decir que siempre que vamos salimos muy contentos. La prueba de fuego de que salga la comida sin gluten a tiempo y sin errores la han pasado cada vez que hemos ido, y el personal maneja bien el tema. Con todo esto, podemos decir que nuestro veredicto es que sencillamente nos encanta.

img_20170131_152118_mh1485945572480

(Hombre comiendo hamburguesa no apta).

Este ha sido el resumen de nuestra comida de hoy. ¡Esperamos haberos dado hambre! Si habéis comido alguna vez en Tommy Mel’s, nos encantaría saber vuestra opinión. Y si tenéis algo que aportar en el tema “Conflicto mayonesil” también nos gustaría leeros, así que ¡Dejadnos un comentario!

¡Hasta la próxima!

TOMMY MEL’S GRAN VÍA.

Dirección: Calle Gran Vía, 53, 28013 Madrid

Horario:

miércoles 13:00–1:00
jueves 13:00–1:00
viernes 13:00–2:00
sábado 13:00–2:00
domingo 13:00–1:00
lunes 13:00–1:00
martes 13:00–1:00

Teléfono: 915 47 91 44

(Fuente: Google search).